20 Padres que también dijeron “No quiero mascotas” y ahora no pueden vivir sin ellas

Todos hemos escuchado esa frase “NO QUIERO MASCOTAS EN MI CASA” seguido de una mirada fría y quizá alguna lagrima por parte de alguien en la familia. Sí, los padres se han caracterizado por decir este tipo de cosas, sin embargo hay ocasiones donde sus dichos no pasan más allá de su boca, pues cuando burlas esta regla y llevas mascotas terminan encariñándose con ellas tanto que no existe poder humano que los puedan separar.

En la siguiente galería conocerás 20 padres que alguna vez dijeron esto y ahora, pues… júzgalo con tus propios ojos:

1. El esposo se negó a ayudar a su esposa con la limpieza porque “¡Mire, no puedo levantarme!”

2. En solo una semana, estos dos se volvieron inseparables.

3. El amante de los perros con principios construyó una jaula para llevar al gato a pasear.

4. Infeliz de que le recordaran cómo se negó a llevar al gato a la casa.

5. Kitty no debería dormir en el suelo, así que papá le compró una cuna.

6. Un tipo duro al que le fascina un pájaro en el hombro. Pero nunca lo admite.

7. ¡La domesticación del hombre va según el plan! Y no mires que el gatito es tan pequeño.

8. Anteriormente, consideraba a los conejos aburridos y sin valor, pero ahora no le gusta el alma en ellos.

9. ¿Qué tipo de perro es este? ¡Y sus patas no estarán en mi casa!

10. Ni siquiera puedo recordar todas las razones que dio una vez para no tener un perro.

11. ¡Es un deber sagrado calentar al perro con tu cuerpo! Y lo que solía estar en contra del “carro de las pulgas”, así fue antes.

12. El hombre que juró que nunca se convertiría en un amante de los gatos. Sí, míralo.

13. “Al principio, mi novia se alegró de que aceptara un cachorro, y ahora está celosa de él”.

14. Foto como prueba de que alguien no cumple su palabra. ¡Pero esto es lo mejor!

15. La canasta de la bicicleta fue preparada especialmente para el perro que no quería.

16. “Está bien, que se quede hasta que encuentren al dueño”: esto es lo que dijo cuando vio al cachorro

17. Pasaron un par de semanas desde la falta de voluntad para tener un perro hasta fotografiarlo dormido.

18. Anteriormente, la razón para no tener un gato era: “¡Apestan!”

19. Al principio estuvo en contra de los gatos, luego estuvo en contra de ellos sentado en el sofá, y ahora ya está compartiendo su salchicha.

20. Estaba totalmente en contra del perro, y ahora hay dos.

BONUS: Estaba muy en contra del segundo gato de la casa, pero después de un par de meses todo cambió.

¿Te recuerda a alguien esta galería? ¡Etiquétalo en los comentarios!