Azafata noquea a un pasajero que quiso abrir la puerta en pleno vuelo: enloqueció.

La situación crítica requirió que la tripulación tomara acciones de emergencia. 

Aunque en la actualidad la ciencia y tecnología han avanzado enormemente y los accidentes aéreos son cada vez menos, aun existe gente con miedo a volar en aviones. 

Tomando esto en cuenta, ahora súmale el hecho de que un pasajero enloquezca, se levante de su asiento y trate de abrir la puerta de emergencia en pleno vuelo. Una digna escena de película de terror, sin embargo algo que sucedió en la realidad. 

El vuelo AA1775 de American Airlines viajaba de Los Ángeles a Washington, sin embargo en pleno vuelo un pasajero perdió la cordura y comenzó a correr por la cabina. El hombre no pudo ser detenido por otros dos pasajeros por lo que una de las azafatas aprovechó para darle con una cafetera en la cabeza. De esta manera logró “controlarlo” para que no alterara a los demás viajeros y evitar así que abriera la puerta del avión. 

El motivo de este percance todavía no se conoce, pero si el pasajero hubiera logrado abrir la puerta el avión se hubiera convertido en una aspiradora. Los pasajeros de la nave hubieran sido succionados fuera de la cabina con mortales consecuencias. 

Uno de los viajeros del vuelo, Mouaz Moustafa, estuvo grabando y documentando todo lo sucedido para subirlo en Twitter de esta manera compartir el momento de terror que vivieron. 

Una vez que la situación se controló a quien quería abrir la puerta, el piloto logró aterrizar en Kansas, que era el lugar más cercano, para que el FBI tomara en sus manos la situación e iniciara una investigación. 

Los pasajeros sujetaron al individuo y una azafata usó una cafetera para someterlo mientras el avión descendía rápidamente. El hombre estaba sangrando cuando la policía en este video lo está sacando del vuelo después de aterrizar en Kansas.

-Mouaz Moustafa

Además en ese video se muestra como el piloto se tiene que desviar para aterrizar, dando la vuelta tan solo en 8 minutos y descendiendo más de 12 kilómetros de altura y aterrizar en Kansas. La azafata comentó que por los nervios lo primero que pensó fue en neutralizar al pasajero. Por lo que de forma instintiva tomó la cafetera para estrellarla en la cabeza. 

Afortunadamente todo se pudo controlar y el hombre no logró su objetivo, evitando una catástrofe mortal. Por ahora solo queda esperar los resultados de la investigación y conocer los motivos del hombre. Por lo pronto la azafata y el piloto se llevaron los aplausos por su rápida reacción.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.