Bette Nash de 86 años es la azafata más longeva del mundo con más de 60 años de servicio

Cuando llegas a cierta edad es normal comenzar a pensar sobre tus plantes de retiro, de pensiones y jubilación, aunque cada país tiene leyes y reformas diferentes y depende mucho también de la situación económica del mismo, es por que ello, que mientras en algunos países europeos lo puedes hacer con 65 años en Latinoamérica puede ser en promedio lo mismo, sin embargo, las cifras y la forma de calcularlo pueden diferir.

Después de más de 6 décadas de servicio, Bette Nash es historia, la mujer tiene 86 años y es considerada la azafata más longeva del mundo, ella jamás imaginó que estaría en al aire por tanto tiempo, aunque ha sido la mayor bendición de su vida.

© Images Courtesy American Airlines

Cuando solo tenía 16 años, Bette voló por primera vez al lado de su familia, desde ese momento, la joven se enamoró de los aviones y del oficio de ser asistente de vuelo. Años después, en 1957 y con 21 años, Nash comenzó su entrenamiento y clases para trabajar con Eastern Airlines.

Cortesía de Bette Nash

Con el paso del tiempo, la azafata comenzaba a preguntarse cuándo sería el momento indicado para despedirse de su amado trabajo pero hasta la fecha no ha encontrado una respuesta. Una de las cosas que más la ha asombrado es el avance de la tecnología, Bette ha visto cómo las aerolíneas han cambiado, el servicio, los aviones y la forma de volar.

Por ejemplo, cuando recién comenzaba, los asistentes de vuelto usaban pizarras para escribir los números de los asientos y ahora se usan las pantallas digitales; los precios eran muy baratos en comparación al presente, antes podías comprarlo por 12 dólares y en la taquilla del aeropuerto.

Cortesía de Bette Nash

La Eastern Airlines tuvo un periodo de transición en donde cambió su nombre a la American Airlines que muchos conocen y ni eso la detuvo para continuar su compromiso con la empresa que le dio su primera oportunidad.

El récord Guinness ya la declaró como la azafata más longeva del mundo con 65 años de servicio y 86 años de edad. Aunque puede preocupar que siga trabajando a estas alturas, ella dice que mientras siga saludable quiere seguir haciéndolo. De hecho, ya no cambia sus rutas de vuelo.

Cortesía de Bette Nash

“Tal vez sus han habido cambios de vestimenta, pero la gente tiene las mismas necesidades: un poco de amor y atención (…) Amo a mi gente. Me encanta estar en el mismo vuelo todo el tiempo porque conozco a mis clientes”, dijo a CNN. 

A la querida Bette la puedes encontrar en su ruta regular entre los aeropuertos Reagan National y Boston Logan y siempre con una sonrisa en el rostro.

© Images Courtesy American Airlines

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.