Con 50 cubrebocas diarios una abuelita ayuda a los hospitales de España a enfrentar el coronavirus

Con 50 cubrebocas diarios una abuelita ayuda a los hospitales de España a enfrentar el coronavirus

Una abuelita que busca hacer el cambio

Hasta el día de hoy España es uno de los países que más ha sido afectado por el COVID-19. Desde el 14 de marzo todo el territorio ha sido confinado a aislamiento de la población. Pedro Sanchez anunció que está buscando que esto se amplíe por 15 días más en estado de alarma.

Durante esos días en confinamiento las personas han usado su tiempo para distraerse, aprender algo nuevo y algunos buscan ayudar a su país a afrontar este trago amargo.

Tal es el caso de Margarita, una abuelita que decidió usar su tiempo ayudando a su ciudad. Ella cose cerca de 50 mascarillas diarias para hospitales, quienes sufren de escasez de estos productos.

La noticia de que ya no podía salir de su hogar asustó a Margarita. Su hija le dijo que ya no podían salir por el coronavirus.

Margarita, la octogenaria que cose 50 mascarillas diarias para los sanitarios

Margarita fue costurera, parió a 7 hijos y los sacó a todos adelante con su máquina de coser. A sus 84 años y confinada en su casa de Arcos de la Frontera, hace mascarillas entre 8 y 9 horas al día para "ayudar" a los sanitarios en esta crisis del coronavirus. https://bit.ly/2Udfynz

Posted by El Mundo on Monday, March 23, 2020

Ina es una de sus hijas junto con sus 7 hermanos que Margarita Gil Baro ha tenido a lo largo de su vida, ella ta tiene 84 años. Nació en Jerez de la Frontera (Cádiz), España.

Diariamente se entera de las noticias y sabe de la labor que su sistema de salud está librando en estos momentos, sabe que ella es parte del grupo de riesgo. Margarita decidió poner manos a la obra. Supo de inmediato que las mascarillas es el producto que más le hacen falta a los médicos por lo cual decidió ayudar lo mejor que pudo.

Desde el viernes que se decretó la cuarentena en su país, se ha dedicado a coser diariamente a lo largo de 8 o 9 horas, fabricando un poco más de 50 mascarillas al día con su máquina de coser. Margarita hace lo mejor que puede y ese gesto ha ayudado ya a varios médicos y enfermos a tener un poco más de esperanzas en su pueblo.

Durante estas épocas difíciles es cuando más actos como este son necesarios. Comparte la gran labor de Margarita con tus seres queridos. Juntos saldremos de la pandemia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.