Condenado a muerte pide aplazar ejecución para donar su riñón; quiere «que su alma esté bien con su Dios»

Ramiro Gonzales lleva casi dos décadas en prisión y busca convertirse en un donador de órganos antes de ser ejecutado.

En algunas regiones de Estados Unidos, la pena de mverte es legal y se aplica en ciertos casos de crímenes muy graves; por ejemplo, en personas que han cometido homicidio. Ramiro Gonzales fue condenado en 2006 y sentenciado a mverte por un crimen que cometió en enero de 2001 en el estado de Texas.

El hombre de 39 años, lleva 16 años en prisión, esperando el fin de sus días por medio de una inyección letal programada para el 13 de julio de este año. Ramiro abvsó sexualmen+e de una adolescente llamada Bridget Townsend y luego le disparó, quitándole la vida. Ambos tenían 18 años en ese momento. El cuerpo de la joven permaneció oculto durante dos años. Luego de ser encontrado, Gonzales recibió su sentencia por el terrible crimen que había cometido.

Pixabay
Sin embargo, Ramiro ha pedido que se aplace su sentencia con el fin de donar uno de sus riñones. Resulta que el hombre es un «excelente» candidato a donador pues posee un tipo de sangre bastante raro. Además, parece que quiere redimir su alma e irse al más allá con la conciencia tranquila.

De acuerdo con el New York Post, así lo informaron los abogados de Gonzales, quienes hicieron una apelación al gobernador Greg Abbott para retrasar un mes la ejecución de su cliente. El propósito del hombre es ser un donante vivo y ser de ayuda para «alguien que necesita urgentemente un trasplante de riñón».

La defensa también se comunicó con a la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Texas para solicitar una suspensión de seis meses para que a Ramiro no se le aplicara la inyección en el día establecido. De esta manera, él podría donar su riñón y una vez concluido el procedimiento, su cliente cumpliría con su sentencia.

Gobernador Greg Abbott [The New York]
Los abogados explicaron que un equipo de trasplantes de la Universidad de Texas encontró que Gonzales era un «excelente candidato» para donar su riñón debido su raro tipo de sangre. «Prácticamente todo lo que queda es la cirugía para extirpar el riñón de Ramiro. UTMB ha confirmado que el procedimiento podría completarse en un mes», escribieron los abogados a Abbott.

Como parte de sus argumentos, el equipo de defensa incluyó una carta del clérigo judío Michael Zoosman, quien apoyaba la solicitud de Ramiro. El religioso ha mantenido contacto con el preso y confía en que sus deseos de donar un órgano son verdaderos y no una artimaña para ganar un poco más de tiempo de vida.

Ramiro Gonzales [AP]
«No tengo ninguna duda de que el deseo de Ramiro de ser un donante altruista de riñón no está motivado por un intento de última hora de detener o retrasar su ejecución. Iré a mi tumba creyendo en mi corazón que esto es algo que Ramiro quiere hacer para ayudar a que su alma esté bien con su Dios», declaró Zoosman.

El estado de Texas sí permite que los presos sean donadores; sin embargo, a principios de este año, la solicitud de Ramiro fue rechazada. El Departamento de Justicia Criminal no dio explicaciones acerca de su decisión pero a pesar de eso los abogados de Gonzales insistieron de nuevo. Incluso pidieron que se le permitiera a su cliente tener acompañamiento religioso en el momento de su ejecución. Por supuesto, luego del mes de prórroga para que pueda donar el riñón.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.