El último adiós de esta pareja

Para las personas que han tenido la dicha de crecer en casa con una mascota, cualquiera que fuese, han podido experimentar esa sensación de amor único e incondicional, tu mascota te ama y te acepta tal cual eres, sin distinción ni condicionamientos.

Y este fue el caso de esta pareja de amigos que permanecieron juntos hasta el último aliento.

Para el jubilado de 80 años Ken fue muy doloroso tener que despedirse de su fiel e incondicional amigo Zack.

Ambos vivían en una casa rodante, en un conjunto de comunidades móviles en Hemet, California.

Una de sus vecinas comenta “Ya era tarde cuando escuché el llamado desesperado de Ken, pedía ayuda, así que varios vecinos nos acercamos a ver que pasaba”.

Para la sorpresa de todos la ayuda era para el indefenso Zack que se encontraba tendido en el suelo un poco agonizante.

“Inmediatamente nos ofrecimos a llevar a la mascota a alguna clínica veterinaria para que pudiese ser atendido pero ni Ken ni los vecinos teníamos para costear los gastos”.

El humilde abuelo no dejaba de llorar, así que Carol, su vecina, entró a casa y publicó el caso en sus redes sociales para pedir ayuda y apoyo económico.
“Solo necesitábamos 100 dolares para cubrir los gastos”.

Con lo que ella no contaba era que en cuestión de horas recibiría una llamada de una fundación que se encarga de ayudar y brindar apoyo a los perros en situación de calle, la organización At-Choo.

“Cuando le dije a Ken que su perrito tendría una segunda oportunidad no lo podía creer, le volvió el alma al cuerpo”.

Pero lamentablemente los esfuerzos no sirvieron de mucho ya que Zack estaba muy enfermo, estaba padeciendo de muchas enfermedades producto de la mala alimentación que llevaba y al cabo de unas horas murió.

Ken lloro desconsoladamente la partida de su único compañero, lo sostuvo en brazos durante un largo periodo de tiempo y allí fue cuando Carol decidió tomar la fotografía que más tarde recorrería el mundo entero, llenando los corazones de millones de personas que también pasaron por tan terrible momento.

Desafortunadamente Ken sufrió un infarto al corazón al llegar a casa y sentirse tan solo por la falta de su amigo, fue ingresado de emergencia al hospital pero al pasar de los días su estado iba empeorando. Sus vecinos estuvieron a su lado y cada día le entregaban las miles de cartas y mensajes de aliento que las personas que conocieron la historia le enviaban.

Ahora ambos están juntos en el cielo y estamos seguros que su reencuentro fue mágico y especial, ya nada los podrá separar.

No dejes de compartir esta publicación y déjanos tu comentario si te ha tocado pasar por una experiencia tan triste como esta.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.