“Es un dinosaurio”: captan en video cocodrilo caníbal comiéndose a otro más pequeño.

El enorme réptil devoró al otro de menor tamaño casi de un bocado. Las sorprendentes imágenes se volvieron virales. 

El mundo natural está lleno de sorpresas, la flora y la fauna del planeta nunca deja de asombrarnos con sus capacidades. En esta ocasión, el terror se sembró en redes sociales cuando un hombre en Estados Unidos captó a un enorme cocodrilo devorando a otro de menor tamaño. 

Las impresionantes imágenes se volvieron rápidamente virales en redes, pues el reptil era gigantesco y presentó una gran facilidad para devorar al otro prácticamente de un mordisco.

Taylor Coper publicó el video en su cuenta de Twitter, donde explicó que este momento salvaje fue grabado por su padre en Carolina del Sur. También explicó al portal USA Today que su padre vió a ambos réptiles y decidió sacar su cámara para grabar la insólita escena que se llevaba a cabo en el lago cerca de su hogar. 

“Agarró la cámara y comenzó a grabar. Me quedé absolutamente impresionado. Es un maldito dinosaurio”, indicó el joven sobre lo que estaban viendo

Según el testimonio de Coper, el cocodrilo de menor tamaño medía aproximadamente 2 metros de largo. Por lo tanto, se estima que el enorme aligátor que lo devoró podría superar los 4 metros. 

Además, la familia supone que el aligátor de 2 metros fue uno que vieron recientemente comiéndose a otro ejemplar de la misma zona. 

“No es raro que los caimanes se coman otros reptiles. Si el cocodrilo ha atrapado algo demasiado grande para comer de un bocado, lo ahogará. Posteriormente, almacenará las presas muertas para permitir la descomposición y un consumo más fácil”, indicaron los expertos.

Los cocodrilos y caimanes suelen deambular por zonas residenciales en algunos estados del sur de Estados Unidos. Es ahí donde se han registrado ejemplares que llegan a superar los 4 metros de largo. 

De igual manera, algunos residentes han registrado la presencia de estos animales pero de menor tamaño. Principalmente en zonas residenciales, en los patios o piscinas de las viviendas. 

Finalmente, las autoridades han pedido a los ciudadanos que tengan precaución y no arriesguen su integridad acercándose a estos reptiles y que reporten su presencia para que los expertos de fauna puedan trasladarlos a zonas seguras.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.