Este director da una increíble lección de vida y liderazgo por un simple corte de cabello

Ser un verdadero líder no significa simplemente tener el control y dominio de todo un grupo, sino por el contrario tienes que aprender a ponerte en el lugar del otro, dejar un legado y un mensaje positivo a la sociedad.

“A veces es necesario hacer algo fuera de lo esperado para conseguir el éxito”.

Es algo que no cualquiera puede llegar a alcanzar pero sin duda alguna el director de la escuela Primaria y Secundaria de Stonybrook de Indiana, Jason Smith nos enseña.

Este dedicado director ejerce su cargo desde hace un par de años en dicha institución y a pesar de tener una agenda muy apretada decidió hacer frente a la situación que estaba suscitando en un aula de clases de su escuela.

Uno de sus estudiantes se negaba rotundamente a quitarse la gorra a pesar de que el docente encargado en ese momento le exigiera quitársela para poder presenciar la clase, ya que sino lo hacía lo llevaría a dirección.

“El pequeño no quería obedecerme, me retó en frente de todos sus compañeros, no tenía más remedio que enviarlo a dirección”.

Fue allí cuando el director Jason se sentó a hablar con él y con una voz amiga le preguntó que era lo que realmente estaba ocurriendo.

“Bueno es que me hicieron un horrible corte de cabello y tengo miedo de quitarme la gorra frente a mis compañeros y que se burlen de mí”.

Jason validó la preocupación del pequeño ya que a esa edad nos afecta más de la cuenta los comentarios que pueda generar nuestra apariencia. Por este motivo el director hizo una promesa con el pequeño y le propuso cortarle el cabello justo allí.

“En toda mi adolescencia me encargué de cortarle el cabello a mis compañeros y aún en la actualidad lo hago con mi hijo de 17 años. ¿Estás dispuesto a esperarme mientras voy a la casa y busco mi máquina para arreglar tu corte?”.

El pequeño no podía creer que el directo de la escuela estuviese dispuesto a cortarle el cabello en vez de enviarlo a casa con una expulsión por haber desobedecido a su profesor.

Sin embargo este ejemplar director nos demuestra que afrontando los problemas y sobre todo escuchando realmente la preocupación del otro puedes resolver el conflicto y obtener una mejor ganancia de la situación.

El pequeño no perdió su día de clases y estaba feliz con su nuevo corte de cabello, no dejaba de contarle a todos en los pasillos de la escuela que había sido el director quien lo había ayudado.

No olvides compartir esta publicación y dejar tus mensajes para este grandioso director.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.