Fallece el abuelito que vendía paletas caminando. Su muerte desconcierta a todos

Para nadie es un secreto que si no trabajas no comes, hay quienes les toca trabajar por el resto de sus vidas para seguir llevando comida a sus humildes hogares, como es el caso de don Fidencio, un abuelito mexicano que trabajó fuerte durante muchos años como vendedor ambulante y era muy querido por los habitantes de Chicago.

El señor Fidencio llegó a Estados Unidos con la esperanza de conseguir un futuro mejor. Día tras día se esforzó en conseguir dinero para mantener a su esposa e hijos. Fidencio se dedicaba a vender paletas de helados por toda la ciudad de Chicago, con su carrito que en poco tiempo se volvió famoso por su nombre “Paletas Poncho”, sin importar su edad avanzada, este hombre salía todos los días a vender las paletas.

Su historia se volvió viral cuando uno de sus clientes al ver las condiciones de Fidencio, decidió crear una campaña en GoFundMe para pedir donaciones y así garantizar una jubilación digna del abuelito, quien para ese momento tenía 89 años. La respuesta fue inesperada, una gran cantidad de personas decidieron unirse y aportar dinero, recibió 380 mil dólares con la ayuda de miles de personas de diferentes países.

Afortunadamente, Fidencio disfrutó de su jubilación por 3 años, ayudó a pagar el colegio de sus nietos y compró una camioneta para visitar a su familia en Kansas. Sin embargo, la historia termina muy lamentable, al recibir la noticia de la muerte de don Fidencio a sus 92 años, el pasado 6 de noviembre.

Ha dejado con el corazón roto a muchos de sus clientes y personas que lo apoyaron. Solo queda pedir que descanse en paz, lo merece. No olvides compartir esta conmovedora historia.