Hacerse un piercing en la nariz le cambia la vida por completo: termina en silla de ruedas a sus 20 años

Es difícil imaginar que una simple perforación en la nariz pueda cambiar tu vida por completo, mucho menos que puede, incluso, dejarte sin caminar. Y precisamente esto fue lo que le ocurrió a Layane Dias, una joven brasileña de 20 años, que ha quedado con inmovilidad en las piernas luego de contraer una infección en la sangre; producto de un piercing en la nariz.

Luego de la perforación en la nariz, Layane comenzó a sangrar mucho y a presentar algunos síntomas, como: dolor, enrojecimiento en la zona del piercing, inflamación, fiebre y dolores de espalda; además de que no sentía nada desde sus pechos hacia abajo. Pensando que se trataban de síntomas normales, la joven tomó analgésico y se colocó cremas en la zona afectada. Pasaron días y los síntomas seguían, así que decidió ir a urgencias, le realizaron rayos X en la espalda y el resultado no indicó ninguna enfermedad.

Al realizarle otros exámenes, comprobaron que había contraído una infección en la sangre e insensibilidad en las piernas. Con la resonancia magnética también confirmaron que tenía acumulación de pus en sus vértebras, lo que impedía que moviera sus piernas. La sometieron inmediatamente a una operación para retirar, lo que en total fueron 500 mililitros de pus. La razón del grave problema fue el piercing en la nariz, debido a que por medio de las fosas nasales contrajo una bacteria llamada Staphylococcus aureus, causando una fuerte infección en la sangre.

Mientras tanto, Layane se desplaza en silla de ruedas, sin embargo, no descarta la esperanza de recuperar la sensibilidad y volver a caminar. Ha sido una situación inesperada para ella y decidió compartirla con el fin de concientizar a las personas. No dudes en compartir su historia.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.