Jovencita decide ligar sus trompas apoyando el movimiento “libre de hijos”. Dice no odiarlos

Lamentablemente, la sociedad está acostumbrada a opinar y querer decidir sobre los demás, más cuando se trata de algo en lo que no están de acuerdo; por ejemplo, no tener hijos. El cuerpo de cada persona es privado, y es precisamente esa persona la que decide qué hacer y qué no sobre él.

Para Belén Álvarez, una joven argentina de 27 años de edad, ha sido difícil haber tomado la decisión de no tener hijos, porque además de estar muy segura desde pequeña, ella afirma que no odia a los niños, simplemente no quiere ser madre. Sin embargo, tanto familiares, compañeras de clase y conocidos, se han encargado de hacerle creer que su posición y pensamiento está errado.

Gracias a una profesora de Belén, quien era mayor y nunca se casó ni tuvo hijos, fue que la joven terminó de decidir lo que quería en un futuro, al darse cuenta que una pareja e hijos no son esenciales para poder vivir, cosa que algunas personas le querían hacer creer. Belén continuó firme con su opinión y mientras buscaba información se enteró del movimiento mundial “Child Free” (libre de niños), el cual agrupa a mujeres y hombres que no tienen planeado tener hijos en sus vidas.

Tomó la mejor decisión de su vida

Desde entonces compartió con muchas personas que opinaban igual que ella, la apoyaron y entendieron. Luego de años tramitando el asunto, a finales de 2019 Belén logró realizarse la ligadura de trompas. Con este acto, la joven dejó demostrado que cada persona tiene el derecho a hacer con su vida lo que quiera y los demás deberán respetar la decisión.

Muestra de valentía y firmeza en esta historia, ayuda a compartir y deja tu opinión en los comentarios.