La ciencia por fin te explica por qué te despiertas a la “hora de las brujas”

Esta historia ya la has escuchado: Estas profundamente dormido y de repente, a las 3:00 a.m o al rededor de esa hora, despiertas de manera súbita sin niguna explicación. Intentas volver a dormir pero te cuesta mucho regresar a tu ciclo de sueño que ya tenías y solo te quedas con la incertidumbre de “¿Por qué me ocurrió esto?” Puedes dormir de nuevo y al siguiente día le cuentas a tus amigos o familia solo para saber que no, no eres único que le ha sucedido, sino que además esto es un tópico común entre los aficionaos del terror e incluso hay teorías sobrenaturales del porqué suceden estos despertares tan bruscos.

Nuestra historia se entiende a través de mitos y leyendas, en el acervo cultural se dice que las 3:00. a.m. es la hora de las brujas o la hora del diablo. Esto se debe a que se cree que Jesús murió en la cruz al rededor de las 3:00 p.m. por lo que la hora contraría serían las 3:00 a.m. y los seres del inframundo tomarían este ícono en forma de horario para burlarse de Dios.

De acuerdo a los “investigadores” paranormales, a esta hora es cuando los entes de bajo astral, demonios, brujas y demás parafernalia espiritual del mal pueden tener contacto con el mundo de los vivos. Si uno de ellos se te queda mirando fijamente, provocará que te despiertes de manera abrupta y no puedas volver a dormir. Quienes creen en esto, adjudican la interrupción del sueño a el poder energético de estos entes, el cual es tan fuerte que puede sacar a cualquier persona del sueño sin necesidad de hacer contacto físico con su presunta víctima.

Este mito tiene un punto a su favor y de hecho la ciencia lo respalda. La idea de que alguien nos mire en la obscuridad, mientras más vulnerables estamos, causa una sensación de peligro que pone en alerta al cerebro y al cuerpo. De acuerdo a varios estudios, esto se debe a una habilidad que tenían nuestros antepasados homínidos, ya que durante la noche los primeros seres humanos tuvieron que agudizar sus sentidos con tal de sobrevivir por las noches a los ataques de los depredadores.

Debido a estos ataques inminentes, los primeros humanos no dormían de manera continua durante la noche. Generalmente solo mantenían siestas de 3 a 4 horas para mantenerse despiertos y poder vigilar un rato su entorno, volver a sentirse seguro, y regresar a dormir otro segmento de horas más. A esto se le conoce como “sueño segmentado”.

Al pasar los años, la evolución del hombre cambió el entorno donde crecía, otorgando hábitats más seguros para sí mismos, por lo cual terminamos acostumbrándonos a dormir por periodos más amplios. Sin embargo esta habilidad de despertar ante el peligro no ha desaparecido del todo, pues cuando estamos sometidos a ansiedad, estrés o problemas laborales y sociales que nos llevamos a la cama, esto altera al cerebro y lo mantiene alerta. De esta manera el cerebro “reactiva” esa habilidad oculta de despertar por las noches para vigilar que nadie nos haga daño.

Despertar a las 3 a.m. suele ser común, no obstante esto solo depende de los hábitos de sueño de cada persona. Al todos tener una rutina similar, casi todos coincidimos en el horario. La ansiedad o estrés prolongados afectan el sistema nervioso central y por lo tanto, nuestras fases de sueño. Por lo general, la primer etapa de estos trastornos del sueño se presenta con problemas de insomnio. Tras esto algunos comenzaran a alterar sus ciclos nocturnos lo cual llevará a la persona a no pasar por todas las fases de sueño y poder llegar al sueño profundo, lo cual solo hará ciclos de sueños cortos.

Algunos síntomas que acompañan al hecho de despertarnos a las 3:00 am son: inquietud, desasosiego, taquicardias, sensación de amenaza, irritabilidad, temores infundados, pensamientos negativos y, una vez que se vuelve a conciliar el sueño, generalmente es muy ligero. Si tú tienes problemas de este tipo por varias semanas, se recomienda que acudas con un especialista a tratar la ansiedad o estrés que te impiden tener un sueño normal.

¿A ti te ha pasado esto? ¡Déjanoslo saber en los comentarios! Comparte esta nota con tus amigos que también tienen problemas de sueño a “la hora de las brujas”.