La Tierra podría ir en reversa: el núcleo se ha frenado

Aparentemente, un descubrimiento inesperado ha caído en las manos de los científicos, pues todo parece indicar que la Tierra, sí, nuestro planeta se ha frenado recientemente, por lo menos su rotación, de acuerdo a los chinos.

Decir algo así no es un tema ligero de abordar, pues se trata de algo importante en caso de comprobarse. Según los autores del estudio, esta variación se correlaciona con pequeños cambios en observaciones geofísicas en la superficie terrestre, como el campo magnético o el aumento o la disminución de la duración de los días, causando la breve detención del planeta.

Para realizar su investigación, Yang y Song, los científicos chinos analizaron las ondas sísmicas de terremotos casi idénticos que han atravesado el núcleo interno de la Tierra siguiendo trayectorias similares desde la década de 1960.

 

De hecho, en el 2009 aproximadamente, las trayectorias que antes mostraban una variación temporal significativa han experimentado pocos cambios, lo que sugiere que la rotación del núcleo interno se ha detenido.

También analizaron que todo lo relacionado con una inversión de la rotación del núcleo interno como parte de una oscilación en las más de siete décadas transcurridas representan un cambio en el núcleo interno con fenómenos geofísicos más amplios, tales como el aumento o la disminución de la duración del día en la Tierra.

A manera de conclusión, los investigadores comentaron que la oscilación en la rotación del núcleo interno demuestra la interacción entre las distintas capas de la Tierra.

El hallazgo representa un avance en el estudio de los procesos profundos de la Tierra, además de tratar de entender cómo afectan a su superficie.

El artículo está firmado por Xiaodong Song y Yi Yang, de la Universidad de Pekín, en China, quienes aseguran haberse quedado “bastante sorprendidos”.

«¡Igual que nosotros! Los resultados podrían ayudar a esclarecer los muchos misterios de las profundidades de la Tierra, como el papel que desempeña el núcleo interno en el mantenimiento del campo magnético del planeta y en la velocidad de rotación y, por tanto, en la duración del día, explica Nature en su sección de noticias”.

 

Tratando de entender y de explicar este fenómeno, es necesario decir que la Tierra está formada por varias capas: la corteza, el manto, el núcleo externo y el núcleo interno. Esta última, la capa más profunda, es un bola de hierro sólido algo más grande que Plutón que está rodeada por un núcleo externo líquido, lo que le permite girar de forma distinta a la rotación de la propia Tierra.

De ahí radica la importancia de saber cómo gira el núcleo interno sólido, que podría aclarar cómo interactúan las capas terrestres entre sí. Al ser un poco complicado estudiar el tema, debido a su profundidad y por las condiciones extremas la sismología es una opción y gran método alternativo para ello: los terremotos generan ondas sísmicas que se propagan por el interior del planeta y algunas atraviesan el núcleo, es decir, eso sí es detectable.

Los resultados de la investigación, a partir del análisis de decenas de terremotos, se publican en la revista Nature Geoscience.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.