La Vía Láctea podría ser devorada por la galaxia Andrómeda y no hay forma de evitarlo

Una colisión ya prevista e inevitable

Es casi seguro que jamás logremos escudriñar todos los secretos que el universo guarda en su infinito tamaño, después de todo nuetra época es apenas el inicio de la búsqueda de las respuestas que el espacio nos ha ocultado.

Este año hemos escuchado de todo y en repetidas ocasiones: Desde choques “inminentes” de asteroides contra la tierra hasta recientemente la muerte de una persona por “una bacteria” en una meteorito. No te preocupes, nada de esto es cierto.

Sin embargo, dentro de todo este mar de información que ha inundado las redes, no todo es mentira y mucho menos aburrido pues, hace poco, un equipo de astrónomos de la Universidad Nacional Australiana publicó una investigación que concierne al futuro lejano de nuestra galaxia.

Desde hace años dentro de la comunidad científica se ha discutido del pasado “caníbal” de nuestra vecina más próxima, Andrómeda, el estudio que vio la luz hace poco detalla esta historia obscura de nuestra vecina estelar y explica como la Vía Láctea puede ser la siguiente víctima.

El equipo de investigadores liderado por el Dr. Dougal Mackey y el profesor Geraint Lewis, de la ANU y de la Universidad de Sydney respectivamente, han descubierto rastros débiles de galaxias más pequeñas que Andrómeda ha ido engullendo a lo lago de 10 mil millones de años mientras estaba en su etapa temprana de formación.

Desde hace años se sabe que tanto la Vía Láctea y Andrómeda están destinadas a colisionar dentro de unos 4 mil millones de años, de acuerdo con Dr. Mackey de la Escuela de Investigación ANU de Astronomía y Astrofísica ahora esto puede significar no solo el choque, sino que nuestra galaxia sea parte de una nueva supergalaxia hecha en su mayor parte por Andrómeda.

Según investigadores, Andrómeda tiene un halo estelar mucho más grande que nuestra galaxia, lo que indica que se ha “comido” galaxias más grandes que ella con anterioridad. Este descubrimiento sugiere que en el universo varias galaxias se mantienen gracias al consumo de lo que le llaman red cósmica, una materia que une al universo.

Esta investigación también arrojó que junto a Andrómeda se encuentra un cúmulo de galaxias enanas que la orbitan y que van en camino a ser destruidas por la gravedad de nuestra vecina.

Estos estudios han servido para comprender más sobre la formación de galaxias y como es que se desarrollan a lo largo de los millones de años que el universo lleva expandiéndose.