Las misteriosas piedras en Rumanía que respiran, crecen y se reproducen

En la ciudad de Costești – Rumanía, un extraño fenómeno natural se ha considerado uno de los atractivos más grandes de la zona, ya que se trata nada más y nada menos de la existencia de piedras vivientes. Sí, sabemos que es algo increíble pero cierto y a continuación te contaremos el secreto.

Estas inimaginables piedras vivientes llevan por nombre ‘Trovants’ que en rumano significa “piedras que crecen”. Algo muy interesante de los Trovants es que, visualmente, estas piedras no tienen mucha diferencia a las comunes. El secreto está en su anatomía y antigüedad, ya que según especialistas estas rocas tienen aproximadamente 6 millones de años de vida. Las Trovants comenzaron como pequeñas rocas que, con el pasar de los años, se han convertido en moles de piedra de hasta 10 metros de altitud.

A pesar de que estas piedras crecen, lo hacen de una manera muy lenta, tanto que se estima que tardan mil años en crecer 4 a 5 centímetros. La causa del crecimiento de estas piedras es porque tienen una estructura similar a la que puede tener el tronco de un árbol, con la diferencia de que su crecimiento tarda mucho más. Otro dato importante de los Trovants es que se reproducen, debido a la acumulación de carbonatos en su interior que hacen que cuando se precipita el agua sobre ellas presionen a las capas exteriores y vayan creando protuberancias que las hagan “reproducirse”.

Bastante curioso, ¿no? es un dato súper importante para muchos, así que no dudes en compartirlo con tus conocidos.