Mensajeros en China comienzan a usar exoesqueletos para cargar hasta 50 kg como si nada

Mensajeros en China comienzan a usar exoesqueletos para cargar hasta 50 kg como si nada

La empresa Ele.me entrega comida a domicilio con prótesis robóticas

La pandemia de coronavirus ha provocado un cambio total en nuestra sociedad. Los trabajos que antes tomaban a varias personas llevar a cabo se han convertido en actividades para pocas personas.

En China una empresa de entrega de comida a domicilio se ha tenido que adaptar a estos nuevos retos ante la pandemia. Ahora los trabajadores de la empresa Ele.me tienen que trabajar el doble para poder llevar los encargos que hacen a través de su plataforma.

La solución para ayudar a sus colaboradores consiste en equiparlos con exoesqueletos que los ayudarían a cargar hasta 50 kilogramos de carga sin problemas. La empresa ULS Robotics ha creado esta singular ayuda para que los trabajadores puedan cargar los paquetes sin problemas en zonas donde no hay acceso para motocicletas o edificios sin elevador.

Tras la viralización de un video donde se ha captado a uno de estos repartidores, las comparaciones con la ciencia ficción no se han hecho esperar. Algunos recuerdan películas o hasta el videojuego “Death Stranding” donde el protagonista de este último utiliza un exoesqueleto similar.

Esta herramienta llega a pesar unos 7 kg y permite el transportar de 50 kg de peso hasta por 6 horas de acuerdo a la duración de su batería. Actualmente el costo de este producto ha reducido la cantidad de empresas que lo pueden adquirir, pero con su uso regular seguramente se podrá utilizar muy pronto en más partes del país asiático y probablemente al rededor del mundo.

Sin dudas, la tecnología nos ayudará en esta pandemia para realizar nuestras tareas más comunes. Comparte esta nota para que más personas sepan sobre esta herramienta futurista.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.