Niño de 4 años queda huérfano por culpa del COVID-19

La triste historia de esta pequeña familia comenzó en junio, cuando uno de los compañeros de Adán(33), padre del niño, lo contagió del virus y fue trasladado a un hospital en Texas.

El niño, que lleva por nombre Raiden González, quedó a cargo de su madre Mariah (29), mientras que Adán se recuperaba, al pasar unos días el hombre no pudo resistir a la enfermedad y falleció a finales del mes de junio.

Al pasar 3 meses luego de la pérdida de Adán, volvió a suceder algo grave, pero esta vez la víctima fue la madre del niño, Mariah, quien contrajo la enfermedad y también acabó con su vida al poco tiempo. Mariah falleció el 5 de octubre.

Quien está a cargo de Raiden ahora es su abuela materna Rozie Salinas, quien asegura que el niño está muy afectado y extraña más a su mamá. “Esta misma mañana me dijo que deseaba tener a su madre de regreso y que solo la quería de regreso. Quiero decir, ¿qué le digo? Ya sabes, le dije que ahora son ángeles que nos vigilan y nos protegen”, expresó la abuela.

Rozie es ahora la encargada de cuidar a Raiden y planea celebrar el cumpleaños de su nieto que es a finales de noviembre con una gran celebración, con clubes de camiones, ciclistas, clubes Mustang, autos clásicos, clubes Jeep, además del departamento de bomberos. Quiere que sea el mejor día de su vida para que se olvide por un rato de lo mal que la ha pasado.

Es una historia realmente conmovedora. Comparte con tus conocidos.