No somos novios pero tampoco solo amigos

¿No les ha pasado que llegan a conectar tanto con una persona que se vuelven inseparables? Son esas relaciones que empiezan como todo en esta vida, sin planificarlo, sin buscarlo y sin esperar nada a cambio. A veces estamos tan sumergidos en este mundo que va tan rápido que dejamos de ver con claridad las cosas que son verdaderamente importantes en esta vida.

Por eso resulta de suma importancia que no dejemos escapar a esa persona con la que lograste conectar desde el primer momento y todo resulta ser tan fácil y genuino,  nadie logra entender como a pesar de que los años siguen transcurriendo esas parejas de amigos sigue sin darse cuenta que son tal para cual, ya que se entienden con tan solo una mirada, las palabras sobran al momento de verlos juntos, son un equipo y funcionan a la perfección.

A pesar de no tener el titulo de «novios» y de celebrar sus fechas especiales saben perfectamente que siempre uno estará para el otro en todo momento, aun si en el transcurso de la vida ambos intentan establecerse con otras personas.

Y es que el amor verdadero funciona así, ¿No creen? Primero debes caer unas cuantas veces antes de darte cuenta que siempre tuviste a la persona ideal justo a tu lado durante tantos años pero simplemente no quisiste darte cuenta de eso, no lo quisiste ver así, pensaste que mejor se llevaban como amigos, ya que después de tantos altos y bajos, peleas, discusiones sin sentido siempre volvían a reencontrarse y perdonarse, porque simplemente eran amigos y los amigos verdaderos deben perdonarse todo, ¿No es así? O por lo menos eso fue lo que nos enseñaron.

Aunque no exista un compromiso tácito entre ambos, los dos saben que su conexión va mucho más allá, se conocen tan bien que generan la sensación de que hay algo infinito que los arropa.

¿Amigos? Sí porque a pesar de todo y de que de vez en cuando olvidamos el término entre las sábanas hemos desarrollado una complicidad que no se compara con ninguna otra relación que ninguno haya tenido en el pasado.

Entonces aquí viene la cuestión. Si no somos novios pero tampoco solo amigos, ¿Que somos?

Realmente, no sé que somos pero ambos sabemos lo que tenemos, horas de platicas interminables entre memes y letras de canciones, llamadas a las 2 a.m., discusiones que terminan con una simple broma. Conozco tus gustos y tú los míos, aveces nos odiamos, luego simplemente nos queremos y aunque somos muy diferentes ambos nos complementamos de la manera más natural y sincera.

Y aunque quizá no actuamos como solo amigos en muchas ocasiones entre noches largas de fuego y discusiones extrañas, entre nosotros existe eso inexplicable que nadie puede entender, lo importante es que esto que tenemos es real y apareció de la nada sin avisar ni planearlo y ha seguido como si se tratara de la más bonita casualidad.

No sé cuándo vaya a terminar esto y aunque he pensado muchas veces en ello, quiero decirte que ya no me imagino una vida sin ti porque ya eres una pieza fundamental para mí y solo pido que nuestra relación de novios más que solo amigos perdure en el tiempo y nos permita alcanzar todas las metas trazadas juntos.

No olvides compartir esta publicación y déjanos tú comentario para todas esas parejas de amigos que se sienten y se ven como novios pero hasta el momento ninguno de los dos se ha atrevido a dar el siguiente paso.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.