Síguenos

Categorías

Padre soltero adoptó a 5 hermanitos para que crecieran juntos

Lamont Thomas de Buffalo, Nueva York, ha pasado su vida tratando de ayudar a los niños necesitados.

Un padre soltero en Nueva York adoptó no solo uno o dos, sino a cinco hermanos para que no se separaran.

El papá soltero, Lamont Thomas de Buffalo, Nueva York, ha pasado su vida tratando de ayudar a los niños necesitados. En los últimos diecinueve años, ha acogido a decenas de niños de crianza.

«Al principio, estaba ayudando a algunos amigos. Habían perdido a su hijo en el sistema», dijo Lamont a ‘Good Morning America’.«Seguí, me certifiqué y me convertí en padre adoptivo. Desde entonces no he parado».

Algo que comenzó como un gesto simple y amable se convirtió en una experiencia que cambió la vida tanto para él como para innumerables niños.

Lamont tiene dos hijos biológicos propios, Anthony y LaMonica, y ha adoptado otros cinco niños a lo largo de los años. La primera adopción tuvo lugar en 2007, dando la bienvenida a los gemelos, Germayne y Tremayne, a su familia. Después de eso, adoptó a Jamie, luego a Germayne, y finalmente regresó y adoptó al primer hijo que había criado, llamado Michael.

«Era mi tercer hogar de acogida y terminó siendo mi hogar para siempre», recordó Michael Thomas, de 27 años. «Él (conocía) a mis padres biológicos».

«Lamont nunca rechazó [a un niño]», continuó Michael. «O envejecieron o volvieron a casa con sus propias familias».

A medida que pasaron los años y los hijos mayores de Lamont comenzaron a mudarse de su casa y tener hijos propios, pensó que había terminado de adoptar niños. Pero todos sabemos que el corazón tiene una forma de crecer extraordinaria.

Los niños que adoptó en octubre del año pasado, Zendaya, 5, Jamel, 4, Nakia, 3, Major, 2 y Michaela, 1, en realidad eran hijos de un antiguo hijo adoptivo suyo.

«Los tenían en cuatro hogares diferentes, cuatro ciudades diferentes. Estuvieron separados durante más de un año y medio».

No le fue fácil rastrear a los cinco hermanos, pero cada vez que finalmente lo hizo, los crió a todos juntos durante dos años. Finalmente, la semana pasada, todo encajó y los cinco niños pudieron llamarlo papá.

«Estaba luchando por contener las lágrimas», dijo sobre su día de adopción con la jueza Lisa Rodwin. «Todos los días lo pienso, mis ojos se hinchan. Todo lo que soportamos para que esto sucediera, fue algo hermoso».

La entrega de Lamont es una muestra de que el amor, jamás se podrá agotar si nosotros somos una fuente. Comparte su historia para que inspire a otros a ser grandes padres adoptivos.