Pareja gay adopta 5 hermanos abandonados «Amar es un acto de valentía»

«Yo no nací siendo padre, aprendí a serlo» comentó Jhonatan, quien ha adoptado a 5 pequeños junto con Daniel, su pareja.

La sociedad está en constante reconfiguración respecto a costumbres y cosas que tenemos tan normalizadas. Un ejemplo de ello es la familia, tenemos idealizada una estructura, que podríamos llamar ‘clásica’, de ser en familia: Padre, Madre e hijos.

Sin embargo, tan solo en Latinoamérica, más del 60% de las familias no son de esta forma. Casas conformadas por los padres, los abuelos o tíos y los más pequeños, más del 40% de padres ausentes, el fenómeno de las madres solteras y su crecimiento. Como verás, nada más lejos de lo ‘ideal’. Habría que replantearse qué es lo ‘clásico’ y que sale de ello.

Dentro de estas estructuras también se encuentran las figuras de los padres heterosexuales, situación que no siempre aplica. En este contexto hay países en que la comunidad LGBTTIQ+ ha ganado terreno en la lucha por la adopción. Uno de estos países es Brasil, el cual se reconoce como el único país en el continente americano que lo avala al 100% en sus leyes, de acuerdo a datos del Centro Kune.

Hace poco se conoció la historia de Jhonatan Wiliantan da Silva y Daniel Rocha Braz, una pareja que saltó al ojo público por ser padres de 5 hermanitos que adoptaron tras el abandono de su madre biológica.

De acuerdo a información de ‘Pais & Filhos’, estos pequeños fueron dejados en un albergue debido a que su madre no podía mantenerlos. En ese lugar los niños Joao Miguel, de 1 año, Iara, de 3 años, Harry, de 4 años, Wendel, de 6 años, y Douglas, de 11 años, fueron conocidos por la pareja.

Ellos habían declarado sus intenciones de tener hijos desde hace mucho tiempo, mediante la técnica del vientre de alquiler. Sim embargo, en una visita ‘inesperada’ al albergue estos dos hombres conocieron a los niños necesitados de cariño y fue cuando lo decidieron.

«Vi que habían muchos niños que podrían necesitarnos. Siempre me gustó cuidar. El amor también es un acto de valentía», explicó Jhonatan.

En un inicio la pareja apadrinó a los niños y los visitaba seguido en el albergue. Los llevaban a tomar helado o a pasear, pero con el paso de los meses el cariño por ellos fue creciendo. En 2020 tras la primer ola de cuarentenas y la pandemia, el proceso por adoptarlos inició. «En ese lugar falta el amor, el calor y el cariño que tenemos en nuestra casa» dijo Da Silva cuando se le preguntó la razón de su adopción.

A pesar de ser continuamente asediados por la sociedad al preguntarles «¿Cómo van a crecer los niños en una familia homoparental?» los dos hombres decidieron continuar con el proceso. «Los quería tanto que no tenía miedo de nada«, explica.

El gobierno les otorgó la custodia de los 5 hermanos, quienes ahora pueden crecer juntos y ser amados por unos padres que desean que sean felices.