Pareja no binaria pide a doctor no decir el sexo de su bebé para que crezca con «género fluido»

“Queremos que Juno tenga espacio para resolverlo por sí misma (…) No quería saberlo cuando estaba embarazada, para así no comenzar a imponer ideales sociales sobre el bebé”, aseguró Stephanie.

En los últimos años la sociedad en el mundo occidental le ha dado más relevancia a los temas relacionados a los derechos humanos. Desde el respeto, la inclusión y hasta la diversidad, ya sea sexual, racial o socioeconómica. 

Estas nuevas ideas se han incluido en las familias y parejas modernas. Generalmente es gracias a su deseo de dejar en el pasado tradiciones y dinámicas antiguas, motivados con un deseo de renovarse con formas más actuales de relacionarse. 

Sommer Barros-Portway

Estos deseos nacen de una inconformidad y una necesidad de evolución, ya que al vivir en una sociedad, esta se encuentra en constante cambio y desarrollando nuevas exigencias. 

Recientemente se hizo conocido el caso de Sommer y Stephanie, una pareja no binaria que está en contra del “adoctrinamiento de género”. Por esto mismo buscan que su bebé recién nacido sea capaz de definirse fuera de las imposiciones de género que pudieran rodearlo mientras crece. 

Según lo informa Daily Mail, la pareja le pidió a su médico que no revelara ni dijera nada sobre el género de Juno, su bebé nacida biológicamente como mujer. Así ellas podrían criar a su bebe con un “género expansivo y fluido”.

“Queremos que Juno tenga espacio para resolverlo por sí misma (…) No le pedimos a nadie que anunciara el sexo porque no lo sabía y no quería saberlo cuando estaba embarazada, para así no comenzar a imponer ideales sociales sobre el bebé“, explicó en detalle Stephanie, de 37 años.

Si bien la pareja busca que Juno pueda definir su género cuando crezca, han admitido que es bastante difícil cuando se enfrentan a las preguntas de amigos y familiares. 

“Es casi imposible porque cuando alguien pregunta y te niegas a decírselo, siente que lo estás atacando o siendo grosero“, dijo Stephanie sobre las preguntas del resto referentes al género del bebé.

Juno puede jugar con todos los juguetes que quiera, no importa si son “femeninos o masculinos” . También se refiere a sus cuidadores como “pom pom”, para que no diferencie los conceptos de papá o mamá. Stephanie aclaró que de igual manera desean que aprenda un lenguaje inclusivo y neutral para hablar. 

La pareja asegura que no le están “presionando“, como piensa la mayoría de la gente, sino que quieren que viva con libertad. Aún así, eso ha traído algunos problemas, por ejemplo con los centros de cuidado infantil, a quienes han pedido que sean inclusivos y que dejen expresarse a Juno en su identidad no binaria.

Otro problema que han tenido es con sus familiares, quienes asumen que Juno es una niña. “Le compran a Juno toda esta ropa femenina y la llaman ‘hermosa’“, dijo Sommer.

Tanto Sommer como Stephanie todavía están en búsqueda de una guardería que sea perfecta para las necesidades de Juno. Hace poco descubrieron que había una muy cerca de su hogar en donde la pueden incluir y que así no tenga que pasar por los ratos desagradables que pasaron ambas.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.