Pinturas que despiertan tu imaginación mostrándote dos escenas en una
El sueño de cualquier adulto que vive en constante cambio y con una vida muy ajetreada es volver a ser un niño y olvidar un poco los problemas cotidianos.
Robert Gonsalves supo entender muy bien el verdadero significado de la vida y jamás perdió esa chispa y creatividad que todo niño posee. Esto lo impulsó a abrirse paso en el mágico mundo del arte, con sus increíbles pinturas nos muestra esas fantásticas historias que son creación de una mente inocente, el mundo ideal con que sueñan solo los niños.
El realismo de sus pinturas nos crean una ilusión óptica única, ya que cada imagen representa más de dos escena en una. Como barcos navegando en el océano que se transforman en imponentes puentes, cascadas asombrosas están compuestas por monjes o bailarinas, una ciudad entera es creación de un niño jugando en el parque, entre muchas obras más. La línea en cada una de sus obras es un llamado a despertar la imaginación.
Su ilusión mágica está notablemente representada por esa juventud vibrante que aun lo acompaña y caracteriza “una infancia de soñar despierto y dibujar”.
Nos cuenta Gonsalves “mi vida se ha transformado en crear pinturas basándome única y exclusivamente en mi imaginación y la de los niños”.
Sus fantásticas pinturas son en la actualidad usadas como ilustraciones de libros para niños. Entre algunas de sus obras están Imagina un día, Imagina un mundo, Imagina un lugar e Imagina una noche.

Por su inclinación con la arquitectura todas sus pinturas incluyen un perfecto contraste con la naturaleza y hermosas edificaciones.

En esta pintura nos presenta una ciudad entera creada aparentemente por unos niños jugando en el parque con sus bloques de construcción.
Edificios bajo la luz de la luna que se convierten en los imponentes arboles verdes de un bosque.
Bosque compuesto de altos pinos y un hermoso río creado con mujeres caminando en la oscuridad de la noche con sus faros, dando la ilusión de que les ayuda a ver el camino.
Con esta maravilla podemos observar a primera vista la transición de varios barcos navegando en el mar pero al observar detenidamente la imagen vemos como todo se transforma en un enorme e imponente puente.
Desbordante río que termina creado por unas lindas bailarinas de flamenco con traje blanco.
Si nunca imaginaste un puente compuesto por solo personas, Robert Gonsalves te lo presenta en esta majestuosa ilustración donde además de incluir un perfecto paisaje lo eleva con la demostración de un tren en aparente movimiento.
No dejes apagar la luz de tu creatividad e imaginación, comparte este articulo y deja tu comentario sobre cada una de las ilustraciones y dinos que es lo primero que logras ver.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.