Scott Newgent, un hombre trans dice que el cambio de género está mal: «Soy una mujer que parece hombre»

La comunidad LGBTQ+ tiene cada vez más peso en el discurso actual en la sociedad y con ello, la búsqueda inalcanzable de sus derechos a la par del resto de la población; esto ha causado una serie interminable de debates al respecto.

El tema de los trans, por ejemplo, representa una discusión bastante amplia sobre el proceso por el que tienen que pasar para llegar a su verdadero ser, sin embargo, la transformación es un proceso largo, costoso , doloroso y en ocasiones casi imposibles para muchos.

La historia de cada persona es un mundo completamente diferente y los procesos, decisiones, experiencias o vivencias determinan el rumbo de esa persona. El caso específico de los trans es un tema aparte, ellos nacen siendo biológicamente de un sexo y deciden cambiarse al otro por no sentirse cómodos en ese cuerpo, eso no tiene nada que ver con sus preferencias sexuales.

Scott Newgent, es un ejemplo claro de lo difícil que puede ser la reasignación de género. Él nació siendo mujer, sin embargo, en un punto de su vida decidió que no lo era y realizó una transición médica.

“Soy una mujer biológica que hizo una transición médica para parecer un hombre a través de hormonas sintéticas y cirugía. Nunca seré un hombre, nunca. La transición médica es una ilusión; creas una ilusión del sexo opuesto: no existe el cambio de género. No puedes”, expresó Newgent, en conversación con Daily Mail.

Cuando tenía 42 años, Scott decidió practicarse la cirugía, luego de ser lesbiana en su juventud. Aunque todo sucedió correctamente, él no se sintió cómodo. . “La realidad es que si haces una transición médica, creas una ilusión del sexo opuesto para mayor comodidad. ¿Por qué es eso transfóbico?”, comentó.

El proceso como dijimos es largo, y las crisis y problemas emocionales o mentales son cosas con las que tendrán que lidiar. Para Newgent es un riesgo enfrentar a los niños desde una temprana a edad a una decisión tan importante con esta.

«Estamos tomando a nuestros niños más vulnerables en todo el mundo y les estamos diciendo que hay una solución para eso. Porque esto es lo que sucede con la transición médica. Empiezas con la idea de que ‘nací en el cuerpo equivocado. Gracias a Dios, la vida va a mejorar ahora. ¿Verdad?’. Así que comenzamos con las hormonas, y luego, 6 meses después de las hormonas, decimos: ‘Bueno, eso no ayudó en nada'», complementó.

Actualmente Scott se identifica como una mujer biológica, a pesar de haber pasado por la operación y el cambio de nombre.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.