Ser humilde lo llevo a conseguir que 9 universidades le abrieran sus puertas y le ofrecieran grandiosas becas

Muchos pensaran que por el hecho de no poseer grandes bienes y estar en una posición económica desfavorable los hace ser menos que los demás, que avanzar, crecer en la vida y abrirse paso al existo es algo que a ellos no les pasará nunca.

Pues la historia de Fred Ramón, un joven brasileño de tan solo 20 años de edad te cambiará la perspectiva, ya que este chico encontró en los libros la única manera de poder salir adelante y de alguna u otra manera retribuir a su madre que con tanto esfuerzo trabajo día y noche como conserje en una escuela.

Mi única prioridad es la educación de Fred, yo no quiero para él esta vida que me tocó vivir a mi”.

Y es que los padres siempre buscan darle a sus hijos todo lo que ellos no tuvieron y anhelaron durante toda su vida y esta madre no es la excepción.

Por medio de los libros que Fred se encontraba en la basura tirados o algunos que sus vecinos iban dejando él los guardaba y atesoraba como su objeto más preciado.

En una casa que aun no esta terminada por la situación tan precaria en la que viven, este joven se dedico a estudiar día tras día el inglés, francés, español, artes y hasta clases de baile.

Mi sueño siempre ha sido conocer a Cristina Aguilera, poder hablar con ella y entender cada una de sus palabras, por eso me enfoque en aprender distintos idiomas y fue ahí donde conocí el grandioso mundo que representa ser Estados Unidos”.

Pero Fred no tuvo un camino fácil, para ser el mejor de la clase tuvo que luchar contra muchos compañeros que se burlaban de él por ser de bajos recursos y sobre todo cuando caían grandes lluvias ya que este joven se doblaba sus pantalones, tomaba los zapatos en sus manos y se iba descalzo al instituto.

Su dedicación y ganas de aprender fueron únicas, no hubo día en que el faltara a ninguna clase, me siento realmente orgullosa de mi hijo”.

Y todos sus esfuerzos dieron grandiosas recompensas, ya que al realizar una prueba de admisión el resultado fue asombroso.

9 de las mejores universidades de los Estados Unidos lo admitieron y todas le ofrecieron una grandiosa beca que cubria mas del 70% de los gastos, Universidad de Los Ángeles; Universidad de Innovación de ASU; Manhattanville College; Florida Tech; Temple University; University of Arizona; Stetson University; Adelphi University; y University of La Verne.

Este grandioso joven logró conseguir el sueño de muchos y todo por su gran corazón, su incansable compromiso y entrega para con su comunidad, ya que en sus tiempos libres se dedica a impartir clases a los niños y jóvenes de su barrio.

A mí lo que me ayudo a superarme y confiar en mis habilidades fue el conocimiento, sin duda el conocimiento te da poder, y en mi caso fue lo que me impulso a seguir adelante”.

Comparte esta publicación para que todos esos jóvenes que hoy en día se sienten perdidos se vena reflejados en Fred y lo tomen como un ejemplo de lucha y perseverancia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.