«Soy gay y soy libre»: Sale del clóset a los 90 años y encuentra el amor siendo él mismo

El amor sin duda llega cuando menos lo esperas y en las circunstancias más insólitas. Todos estamos propensos a encontrar el verdadero amor en cualquier momento de nuestras vidas. Como todos sabemos “para el amor no hay edad”.

Nadie debería irse de este mundo sin haber conocido el amor sincero, incondicional y honesto que puede brindarte una pareja.

Lamentablemente aun viviendo en el siglo XXI se conocen historias como esta que nos hacen preguntarnos ¿Qué estamos haciendo mal como seres humanos para que un hombre decida pasar sus años en soledad por el miedo a expresar sus sentimiento en una sociedad cerrada? La sociedad sigue callando y minimizando los sentimientos de aquellas personas que simplemente piensan diferente.

Vivir en un ambiente conservador es altamente difícil para estas personas que sienten de una manera diferente. Aquellos que están atrapados en el cuerpo equivocado. Esto es lo que deben sufrir todas las personas del mundo que aman a los de su mismo sexo.

Es por esto que este hombre de 91 años decidió compartir su historia con el resto del mundo para crear de alguna u otra manera un poco de conciencia. Kenneth Felts, vive en Colorado, Estados Unidos y por vivir en una época en donde los derechos de las personas LGBT aun no eran tomados en cuenta tuvo que ocultar sus verdaderos sentimientos y su homosexualidad para evitar sentir el rechazo de parte de todo su entorno

Tenía que guardar este secreto y honestamente pensaba llevármelo a la tumba. Sabía que nadie iba a entenderme y que esto me costaría mucho más, ya que perdería a mi familia, amigos, trabajo y todo aquello que conocía, todos iban a cerrarme las puertas porque me considerarían un pervertido”.

Sin embargo Kenneth siempre tuvo claro cuál era su orientación sexual.

Desde que tenía 12 años supe que me gustaban los hombres pero en mi hogar eran muy religiosos y por ese motivo me vi obligado a ocultarlo, pensé que tenía un problema y que todo se solucionaría a medida que transcurrieran los años”.

Efectivamente los años pasaron y Kenneth se convirtió en un hombre adulto y decidió irse de casa y entrar en la marina en donde conoció un hombre llamado Phillip, quien sorprendentemente tenía los mismos gustos que él.

Fuimos novios durante muchos años, él fue mi apoyo y mi amigo incondicional, nuestro amor fue único y especial pero la sociedad fue mucho más fuerte y Phillip decidió alejarse de mí y formar su propia familia como un hombre normal”.

A pesar de sentir un gran vacío en su corazón Kenneth salió adelante y así como su amor formo una familia y producto de su amor nació la pequeña Rebecca. Pero como era de esperarse Kenneth no se sentía feliz y a los pocos años de matrimonio se divorcio.

Pensé que iba a morirme tras haberme diagnosticado cáncer y fue por eso que tome la decisión de contarle la verdad a mi hija, le dije que yo nunca quise dejar a Phillip, que él era mi verdadero amor y que los años en que estuvimos juntos fueron los más felices de mi vida”.

Su hija como era de esperase lo apoyo desde el primer momento y para ayudarlo a darse a conocer lo público en sus redes sociales. Para la sorpresa de todos Kennet empezó a recibir montones de solicitudes de amistad y tanto así que concreto una cita con quien es en la actualidad su pareja sentimental John Hau.

Después de haberme sincerado me sentí completamente libe y lo mejor de todo es que mi historia inspiro y ayudo a muchas personas a salir del closet y decirle al mundo que son homosexuales y que eso también está bien, que no te hace ser menos que nadie”.

No olvides compartir esta publicación y déjanos tu comentario para este abuelo que a pesar de tener 91 años aun sigue disfrutando de la vida y aspira poder cumplir muchos años más para así cumplir todos sus sueños y anhelos.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.