Una chica invitó a comer a un indigente y le salvó la vida

Es increíble como pequeñas acciones pueden cambiar la vida de muchas personas, tratar de ser empático con el otro a pesar de no conocerlo es una de las razones por las cuales demostramos que podemos ser una mejor sociedad. Ayudar a alguien en apuros, prestarle un celular para hacer una llamada de emergencia, detenerse para auxiliar a un auto accidentado son gestos que pueden causar un gran impacto.

Muchas veces, las personas que viven en situación de calle son los que peor la pasan, suelen ser ignorados por la sociedad y por su estatus la gente llega a pensar lo peor de ellos, pero verlos merodear en vecindarios o en los contenedores de basura, pidiendo limosna en semáforos o durmiendo en las calles no significa que valen menos que el resto.

Aunque sabemos de su existencia, actuamos como si fueran invisibles y olvidamos que ellos pueden tener problemas serios o que pueden necesitar ayuda más que cualquier otra persona.

Hace unos años, una chica compartió en redes una increíble anécdota que le sucedió mientras estaba comprando comida en Dunkin Donuts. Antes de entrar a clases, la joven vio a un indigente sentado cerca de la calle de la cafetería, el hombre estaba pidiendo limosna.

Luego lo volvió a ver entrando al establecimiento con la esperanza de alcanzar a comprar algo de comida, por lo que ella decidió invitarlo a comer.

«Hoy cuando fui a Dunkin’ Donuts observé a un vagabundo sentado a un lado de la calle pidiendo limosna», cuenta la chica por Facebook. Más tarde lo vi entrando a la cafetería, donde comenzó a contar sus monedas para comprar algo, entonces sentí una sensación muy rara y decidí acercarme y hablar con él».

Le compró un café y algo de comida y se sentaron para platicar por horas, ella cuenta que en ningún momento el hombre se portó mal o desagradecido, al contrario estaba sorprendido por su gesto, ya que la mayoría de las personas lo ignora o lo tratan mal.

Hablaron sobre como las drogas lo llevaron a su situación, que perdió a su madre a causa del cáncer, como nunca conoció a su padre y de lo mucho que quiere cambiar para convertirse en una persona de la cual su madre estuviese orgullosa.

Ella escribió en su cuenta; «Este entrañable hombre se llamaba Chris, y Chris es una de las personas más honestas y sinceras que he conocido». Tras varias horas, ella tuvo que disculparse e irse, Chris le dijo que esperara, ya que quería escribirle una nota, le pidió un pedazo de papel y le entregó su mensaje.

«Quería suicidarme hoy, pero gracias a ti ya no. Gracias eres una hermosa persona»

Con una letra temblorosa y en un papel arrugado, el hombre le confesó lo mucho que su acción cambió su vida, tanto que le dieron ganas de vivir. Casey dice que lo que hizo aquel día tuvo un gran impacto en su forma de ver las cosas y entendió lo importante que puede ser tener pequeños detalles con los más necesitados.

Después su encuentro con Chris, ella se comprometió con su novio, ambos tienen una hija en común. Su pareja dijo que una de las cosas que más admira y ama de ella es su compasión.

Los dos esperan poder darle el mejor ejemplo a su pequeña Ava, además espera contarle la historia de Chris cuando esté más grande.

Existen tantos héroes sin capa ayudando a personas sin hogar o con otro tipo de problemas, que Casey no es la única que puede hacer una diferencia.

 

Hace pocos meses una joven de nombre Kate McClure se quedó sin gasolina y recibió ayuda de un indigente que le dio los únicos 20 dólares que tenía, ella no dudó en hacer una colecta en la página «Go Fund Me» para ayudar al hombre.

Ella esperaba conseguir 10 mil dólares pero sus expectativas superaron a la realidad y la colecta superó los 225 mil dólares en menos de un mes.

Casey y Kate no miraron al otro lado de la calle, ellas decidieron cambiar la vida de una persona en apuros y así dejaron una huella en sus vidas. La próxima vez que veas a algún indigente pidiendo ayuda o en problemas, recuerda que cualquier acción hace la diferencia.

 

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.