Universidad otorga el primer título de ‘profesore’ a persona no binaria: «Me siento orgullose»

Este es un gran paso en la lucha por los derechos de las personas que no se identifican con ningún género.

En los últimos años, las políticas y leyes que no tomaban en cuenta a miembros de la comunidad LGBTIQ+ se han ido modificando. Es un trabajo arduo y lento pero son cada vez más las instituciones que mueven algunas piezas para reconocer a estas personas. Aunque aún falta mucho camino por recorrer, poco a poco se ha intentado frenar la discriminación y el rechazo para garantizar espacios seguros y libres donde todas las personas se sientan cómodas.

Uno de los temas que podría no parecer importante para muchos es el de las palabras elegidas para los títulos. Por mucho tiempo y en muchos ámbitos profesionales, el masculino gramatical era la palabra designada para nombrar a cualquier persona que ejerciera cierta profesión. Por ejemplo, arquitecto, presidente o doctor; aunque fuera una mujer, se le llamaba de esa manera. Pero con una lucha paciente; arquitecta, presidenta y doctora fueron términos aceptados y sobre todo, ampliamente usados.

Instagram/Mel Randev

Sin embargo, la lucha no acaba ahí pues existen personas que no se identifican con ninguno de los dos géneros y no quieren que se les nombre con masculino o femenino. Así, prefieren usar un término que los represente mejor; y aunque todavía hay muchas personas e instituciones que se resisten al cambio lingüístico, poco a poco la gente no binaria está siendo respetada y reconocida como tal en ámbitos académicos.

Mel Randev Gutiérrez obtendrá el primer titulo no binario en La Plata, Argentina.

Gutiérrez estudió comunicación y se graduó en 2020, desde entonces comenzó a luchar para que en su diploma se respetara su identidad. Luego de dos años de incansable pelea, Mel finalmente recibirá su titulo de «Profesore» por parte de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad de La Plata (UNLP).

Instagram/Mel Randev

De acuerdo con el medio TN, es el primer título de este tipo entregado en el país. Por su parte, la UNPL clasificó el hecho como histórico y algo que no será aislado. «Expedir el primer título no binarie es un logro fruto de la lucha colectiva y constituye un paso enorme hacia la igualdad que desde la Facultad se viene trabajando con enorme compromiso», aseguraron en la institución.

Delfina García Larocca, encargada de la Secretaría de Género y quien gestionó la expedición del diploma, dijo: «El desafío que se presentó, a partir del pedido de Mel Gutiérrez, tuvo que ver con transformar el modo en el cual se enuncian los títulos, que hasta ahora era de forma binaria»

Por supuesto, Mel quiso compartir el gran logro en sus redes sociales y publicó una fotografía de sí misme acompañada de un texto donde expresaba su sentir.

Instagram/Mel Randev

«Hay palabras que reparan, hay palabras que curan. […] Hoy me siento orgullose de ser quien quiero ser, me siento poderose y estas emociones que intento contagiar van aparejado de un logro que es mío, pero es de todes quienes no vivan dentro del binario» comenzó Mel.

También mencionó que su documento académico revolucionaría la academia, no solo para los estudiantes sino también para los profesionales que quieren ejercer. Este hecho abre las puertas a muchos de sus compañeros no binarios para que también obtengan un título que realmente los represente. Gutiérrez los alentó a que no tuvieran miedo y que no dejaran que ningún administrativo les dijera que era imposible.

«Lo que no se nombra no existe» escribió.

Gutierrez está orgullosa de que finalmente se reconozca a su persona como no binaria desde la institución y con un documento oficial que necesita para ejercer su profesión. Larocca dijo que este suceso «se erige como una política transformadora y reparatoria que refleja el compromiso con la igualdad de géneros y la libertad por la que esta casa de estudios viene luchando de manera sostenida, a la vez que representa un modelo de universidad atenta a las luchas por la justicia y la inclusión«.

Instagram/Mel Randev

Sin duda este es un hecho histórico, no solo para la UNLP o el país; sino para todas las universidades de países hispanohablantes. Así, se establece que reconocer y nombrar a personas no binarias no es imposible ni le quita nada a nadie; al contrario, demuestra respeto y empatía.

«Me dan la fuerza para seguir exigiendo que no se vulnere ni a mí ni otres estudiantes nuestro derecho a la identidad«, concluyó Mel.

Contesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.